Google+ Opinión de Medicasos

Opinión de Medicasos

En este espacio publicaremos posts que tengan un toque de opinión personal de todos los que colaboramos con Medicasos.com pero que al final son puntos de vista que compartimos y nos llevaron a crear esta comunidad. Son opiniones que tenemos tanto sobre temas médicos como de enseñanza, todo basado en experiencias que hemos tenido en nuestra labor en hospital. 

Esperamos que disfruten esta sección.

Imprimir

Personaje de la semana: Dr. Emil Adolf von Behring

Publicado en Opinión de Medicasos

Emil Adolf von Behring (1854-1917)

Primer premio nobel de medicina 

Emil Behring

 

Nació Behring en Hansdorf (Prusia) en 1854. Comenzó sus estudios de medicina en la institución militar Friedrich-Wihelm Institut de Berlín en 1874, concluyéndolos cuatro años más tarde. Pasó su examen de estado en 1880, año en el que se produjo en Alemania un devastador brote de difteria que se cobró miles de vidas. Como militar fue enviado a Posen (Polonia) donde además de ejercer realizó trabajos experimentales sobre las enfermedades sépticas.

Entre 1881 y 1883 investigó también la acción del iodoformo, que no mata a los gérmenes, pero neutraliza las toxinas que estos segregan.

En Wiesbaden realizó un curso de técnicas bacteriológicas impartido por un discípulo de Koch: Falk.

Un año más tarde pasó a realizar sus trabajos de investigación en el Instituto de Farmacología de Bonn; se le había enviado allí dada la preocupación por las enfermedades epidémicas en el ejército. En 1888 regresó a Berlín al Instituto de Higiene bajo la dirección de Robert Koch al que siguió después el de Enfermedades Infecciosas.

Allí formaría equipo además con Paul Ehrlich.

En 1884 Löffler confirmaba el hallazgo que había hecho Klebs del bacilo de la difteria.

Cuatro años más tarde se daba a conocer la obtención de la toxina difetérica por parte de dos investigadores del Instituto Pasteur: P. Émile Roux y Alexander E. Yersin.

Demostraron que el filtrado de un cultivo de bacilo diftérico seguía poseyendo acción patógena. Tenía que depender ésta de alguna sustancia (toxina) formada por el germen y que segregaba hacia el medio de cultivo. Podía esperarse, por tanto, que la reacción defensiva contra ella produjese inmunidad que fuera trasladable a otros animales mediante inyección de suero de los que se habían inmunizado previamente (inmunidad pasiva). La demostración de esto fue obra de C. Fraenkel y Behring, con la colaboración inicial de Kitasato. Realizaron experimentos inyectando dosis no letales de toxina tetánica a animales. Esto les llevó a descubrir en el suero de estos animales la presencia de algo que neutralizaba la toxina. Behring se dispuso entonces a realizar las mismas experiencias con la toxina diftérica. El organismo animal es capaz de formar sustancias defensivas (antitoxinas) contra las nocivas toxinas, y el suero que las contiene puede luego actuar contra la enfermedad en cuestión, de un modo preventivo (cuando se le inyecta durante el periodo de incubación de la enfermedad infecciosa) o curativo (cuando se hace después de aparecer los primeros síntomas).

En 1898, Behring y F. Wernicke descubrieron que la inmunidad a la difteria podía producirse mediante inyección en animales de toxina diftérica neutralizada por la antitoxina. y en 1907 Theobald Smith sugirió que la mezcla de toxina-antitoxina podía sevir para inmunizar contra la enfermedad.

Fue Behring el que trabajó en 1913 en la producción de mezclas de este tipo, modificándolas y refinándolas en los años sucesivos. Vio en ello la posibilidad de erradicar la enfermedad.

Fueron muchas las publicaciones de Behring relacionadas con el tema. Junto con Kitasato publicó en 1890 en la revista Deutsche Medizinische Wochenschrift los trabajos que llevan como título "Über das Zustandekommen der Diphtherie-Immunität und der Tetanus-Immunität bei Thieren", donde propone una aproximación inédita al tratamiento y prevención de enfermedades infecciosas: "el suero sanguíneo que ha desarrollado inmunidad frente a la difteria o el tétanos presenta un efecto antitóxico sobre la toxina del organismo infectado"; y "Untersuchungen über das Zustandekommen der Diphtherie-Immunität bei Thieren". Otro artículo destacado fue el que vio la luz tres años después en la misma revista: "Diphtherie mit Diphtherieheilserum". También utilizó la revista Zeitschrift für Hygiene und Infektionskrankenheitenpara dar a conocer sus hallazgos.

En 1894 fue designado titular de la cátedra de Higiene de la Universidad de Halle, y un año después de la de Marburgo. Por su labor llevada a cabo sobre la seroterapia y por la lucha contra la difeteria, se le otorgó el nobel de medicina en 1901 (fue el primero que se otorgó en medicina y fisiología). En 1914 se fundó en Marburgo la compañía Behringwerke con el objetivo de desarrollar la investigación en el conocimiento y el tratamiento de las enfermedades infecciosas, tanto en humanos como en animales. El primer éxito de la compañía vino con el desarrollo de la inmunización frente al tétanos durante la primera guerra mundial, cuando a Behring se le dio el sobrenombre de "Salvador de los soldados". Le había precedido la construcción, también por parte de Behring, de un laboratorio muy bien equipado con una vertiente comercial.

Tuvo a lo largo de su vida varias distinciones: "Geheimer Medizinalrat", la Legión de Honor francesa, y ser miembro honorario de varias Instituciones europeas. Moría en 1917 a los sesenta y tres años de edad.

La "ley de Behring" dice que la sangre y el suero de un individuo inmunizado transferidos a otro individuo provocan la inmunización de éste. El "método de Behring" consiste en la producción de una inmunización activa contra la difteria por la inyección de mezclas de toxina diftérica y antitoxina que se neutralizan.

El "suero de Behring"no es más que una variedad del suero antidiftérico.

Fuente: José L. Fresquet, Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación (Universidad de Valencia-CSIC), Abril, 2001.

 

 

Imprimir

PREGUNTA DE LA SEMANA: Graduación.

Publicado en Opinión de Medicasos

Muchos de nosotros nos hemos encontrado a gente en el ambito médico que para nada parece que tuvieran relación alguna (ni si quiera en lo físico) con ser médicos, ya sea por su mal caracter, mal trato a los pacientes, etc.

También nos hemos encontrado con gente que NO tiene conocimiento alguno ni si quiera básico, bien aprendido y que sea bien aplicado. Las secretarias de salud de diversos países se han dado a la tarea de graduar médicos solo para satisfaces las necesidades de la población en cuanto a salud. MediCasos cree que se deben graduar médicos de calidad y no de cantidad, por eso nuestra pregunta de la semana es:

¿Deben las escuelas o programas estatales ser mas estrictos los estandares para graduar a un médico?

 

Esperamos sus opiniones.

Imprimir

Pregunta de la semana: ¿Vale la pena quedarse ejerciendo medicina como Médico General?

Publicado en Opinión de Medicasos

Desde el inicio de la carrera, casi todos lo profesores, colegas, compañeros, pacientes, tienen la idea de que realizar una especialidad médica lo es todo.

No todos tienen la suerte, fortuna, ganas, deseo, meta, posibilidad, planes, etc, de realizar una especialidad médica.

En medicasos creemos que en muchos lugares (como en México) hace faltan médicos generales mejor preparados, por lo que pensamos que muchos recursos se deberían de dirigir a la educación básica (hablando de medicina)

Sin embargo, sabemos que las oportunidades de trabajo a nivel público para un médico general son escasas y los pacientes hoy en día, ya buscan la atención especializada, mas que la consulta del médico general.

Por eso la pregunta de la semana es:

¿Vale la pena quedarse ejerciendo medicina como médico general?

 

Esperamos sus opiniones.