Google+ 8 Datos históricos sobre la fiebre.
Imprimir

8 Datos históricos sobre la fiebre.

Publicado en Noticias

termometro 300x168

  1. Se creía que la fiebre era el resultado de un exceso de bilis amarilla, un concepto que se correspondía con el hecho de que muchas infecciones producían fiebre e ictericia.
  2. Durante la Edad Media, la posesión demoníaca se añadió a la lista de los mecanismos que se creían responsables de producir fiebre.
  3. En el siglo XVIII, el descubrimiento de Harvey de la circulación de la sangre y el nacimiento de la química clínica condujeron a los iatrofísicos y a los iatroquímicos a crear las hipótesis alternativas de que el calor corporal y la fiebre se debían a la fricción asociada al flujo sanguíneo a través del sistema vascular, y que eran el resultado de la fermentación y la putrefacción que se producen en la sangre y los intestinos
  4. Finalmente, como resultado del trabajo de Claude Bernard, se empezaron a conocer los procesos metabólicos que se producen dentro del organismo como la verdadera fuente de calor corporal.
  5. Las referencias más antiguas sobre dispositivos utilizados para medir la temperatura datan del siglo I o II a. C., cuando se cree que Filo de Bizancio y Hero de Alejandría inventaron algunos de estos dispositivos
  6. Parece ser que Galileo fabricó un termómetro primitivo (de aire) aproximadamente cuando asumió la cátedra de Matemáticas en Padua en 1592
  7. El termómetro no se incorporó por completo a la práctica médica hasta 1868, cuando Carl Reinhold August Wunderlich publicó un opus mag- num titulado Das Verhalten Eigenwärme in Krankenheiten (El curso de la temperatura en las enfermedades).
  8. En su Das Verhalten Eigenwärme in Krankenheiten, Wunderlich concedió una importancia especial al valor 37 _C y lo relacionó con la temperatura normal del cuerpo7. Describió la variación diurna de la temperatura corporal y, en el proceso, alertó a los médicos del hecho de que «la temperatura normal del cuerpo» suele estar en un rango de temperaturas, más que constituir una temperatura específica.